sábado, 29 de agosto de 2015

DAÑOS COLATERALES


“Las bolsas asiáticas se tiñen de rojo al cierre en una sesión marcada por la volatilidad”
“El Ibex,  incapaz de aguantar los 10.000 puntos”
“El Tesoro esquiva la crisis bursátil en Asia y coloca 3.995 millones.

Noticias como estas saltan a las primeras páginas de los diarios cada día. Sin embargo no son noticiables el número de muertes por suicidio,  que se están produciendo desde hace años  por esta mal llamada “crisis”
Si preguntas a un escolar cuánto ha costado el rescate, cuantos bancos han quebrado, o el importe de la deuda, seguro que lo sabe,  pero nadie conoce el número de  suicidios producidos por  lo que califican de “crisis sistémica económica”
En el semanario  Es Hora, publicaba los suicidios que se producían casi a diario. En su mayoría eran inducidos por los bancos a causa de desahucios, ó el robo a los jubilados por las preferentes. Informaba de sus nombres ( si lo decía la noticia)  así como de las circunstancias que habían rodeado a la víctima que decidió acabar con su vida.

Posteriormente comprobé que desde hace dos años y medio aproximadamente,  no aparecía ni un solo caso de suicido en los medios. Llegué a pensar que quizá los suicidios  se habían  paralizado,  pero este video “Suicidios silenciados” me ha dado la respuesta al silencio mediático.

La connivencia de los medios y el Gobierno es insoslayable, pero es absolutamente reprobable  enterrar  a los muertos por “la crisis” en fosas comunes y sin nombre quedando todas ellas  en el  anonimato, como hizo Adolf Hitler  en el holocausto nazi, debido al silencio mediático.




Suicido de Amada Egaña 2012 Barakaldo

A estas personas que se suicidaron no les bastó nacer, tuvieron que sufrir, ser castigadas, perseguidas por la banca  y   requisadas  sus viviendas sin ofrecerles  siquiera una sola oportunidad. Mientras esto ocurre,  grandes empresas y multinacionales  tienen aplazamientos en sus macro-deudas y una sustancial  rebaja de intereses en sus préstamos cuando atraviesan  situaciones difíciles.

Estas personas que se han quitado la vida, las tratan como la nada, sólo son  
“daños colaterales”

 

09.11.2012 Amaia Egaña, mujer de 53 años. Se suicidó tirándose por el balcón de su casa  cuando iba a ser desahuciada por el banco. Vivia en la calle de Escue y Artes oficios, 11 4º piso en Barakaldo. Fue  concejal del PSE-EE en 1983



Julio  M.T ( la familia quiso  preservar sus apellidos)se ahorcó en la cárcel de Albocásser ( Valencia) utilizando hilo dental y  los flecos trenzados de una fregona.  Era policía local de Valencia  y apuñaló  ( sin originar la muerte) al Director de una sucursal de Bankia.  El Director que le endosó  371.000 euros en preferentes y Subordinadas  del   2000 al  2009, era casualmente  un familiar muy cercano. No poder recuperar el dinero le supuso perder su negocio que derivó en quiebra.

En julio 2014, la juez de Primera Instancia, fallaba a favor de su viuda y de sus padres, admitiendo haber sido engañado  por el Director, lo que hizo que recuperar todo su dinero.



 
Los catedráticos y analistas que vemos en programas de máxima audiencia en  TV,  pizarra en mano, la emborronan  con  ecuaciones  interminables, pero tampoco están por la labor de difundir  la cifra de suicidios cuando hablan de los efectos de la “crisis”

Con todos mis respetos, me cansa oír a tanto analista y a tanto experto, argumentando teorías mil veces repetidas sobre la “crisis sistémica de carácter económico”  que atravesamos,  como si tuvieran la bola de cristal para acabar con ella.

Vestidos  con impecable traje y corbata, parecen estar dando una disertación macroeconómica en Harvard University.


 
Catedrático Niño Becerra:
habría que "realizar compensaciones y quitas de deuda: el mundo se debe a sí mismo 200 billones de dólares: es absurdo imaginar que eso pueda pagarse.  Reconstruir el sistema financiero, contabilizar los activos de los bancos y compañías de seguros por su valor real. Rediseñar el sistema fiscal  y homologarlo, basando la imposición en el gasto según tipo de producto con tipos negativos.  Instaurar una Renta Básica mundial; dar verdadero protagonismo a los técnicos y eliminar intermediarios que no generan ni añaden valor”

Tras la apariencia de vivir en un país en paz, aunque sumergido en una grave “crisis” , existe  otra realidad que parece nadie quiere  aceptar :  

Estamos librando UNA GUERRA.

Nos requisan nuestras casas para dárselas a la banca.

A miles de personas mayores les roban el dinero depositado en sus cuentas vendiéndoles la moto de las preferentes, la deuda subordinada y fondos bancarios ruinosos donde el único que gana es el banco,
A  la gente joven  les colocan   fondos de pensiones a futuro que nunca cobrarán. Suscripciones a  mutuas privadas ( accionadas por los mismos bancos)  para no cargar al  Estado con el pago de jubilaciones y  prestaciones sanitarias en el futuro.


Vulneran los derechos más elementales a la población que la Declaración Universal de los derechos Humanos establece.

Se producen centenares de suicidios que los medios silencian.

Muchas personas y niños pasan hambre, no se pueden calentar, pasan frío y calamidades.

Nuestras exiguas pensiones sostienen y alimentan a muchas   familias torturadas por la crisis. 

Gente joven y familias  emprenden un éxodo a otros países buscando  un trabajo con una mano delante y otra detrás.

Nos racionalizan el trabajo, la sanidad, las prestaciones sociales, la enseñanza, las becas para estudios.

Nos vendemos por 3,50 euros la hora trabajada para poder comer.

Las fuerzas del orden gasean al pueblo con gases lacrimógenos  cuando protestan en las calles contra los recortes.

La policía utiliza barras, porras y pelotas de goma contra los manifestantes y muchos han sufrido graves lesiones en el bazo y han perdido la visión de algún ojo, como sucedió en el caso de Esther Quintana ( foto ) y en otros 32 casos más.


Hay represión policial hasta tal punto, que se han producido y se siguen produciendo encarcelamientos por reivindicaciones sociales y laborales ,  como echar pintura en una piscina.

Todo esto sucede, gracias a la ley mordaza,   mientras que los responsables de  esta guerra, veranean en yate privado.

Ante esta  realidad que nos envuelve, ¿ alguien duda que estamos en guerra ?

Los suicidios y las personas activas que luchan en las calles en esta batalla, han sido y son un libro cerrado en nuestro país.

Incidentes huelga Barcelona 29M

Un puñado de psicópatas, se   están  repartiendo  el mundo con nosotros dentro  y no nos damos cuenta.
Video musical
 
Luisa Vicente Santiago


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada